En este México que cada vez se acerca más al icónico pueblo de “San Pedro de los Saguaros” (La Ley de Herodes, Luis Estrada, 1999), recordamos el dramático caso de la alcaldesa del municipio de Ixhuatlancillo, Veracruz, que inauguró un parque temático dedicado a los personajes de Marvel y DC Comics y que lo financio con dinero del erario público de una comunidad lastimada por la pobreza extrema y la marginación; todo esto, apenas el mes de enero pasado.

Pues todo parece indicar que en Veracruz no se cansan de dar estas muestras de amor por la cultura extranjera financiada por el gasto público, y bajo lo que consideran un buen pretexto, es ahora el municipio de Orizaba quien ha sacado “la puntada” de hacer un homenaje al actor de doblaje Humberto Vélez, de origen orizabeño, pero con una estatua de Homero Simpson, personaje al que dio vida por muchos años.

El alcalde de Orizaba, Igor Rojí, decidió que no había mejor manera de hacerlo y colocó la estatua en el espacio cultural Poliforum Mier y Pesado, lo cual ha sido muy criticado por los habitantes, que destacan sentirse muy orgullosos y apoyar el homenaje a su paisano, pero no apoyan la forma en la que lo está haciendo el munícipe, ya que opinan que hubiera sido mucho mejor homenajear directamente al actor de alguna otra forma.

Comentarios