hackeo ea

El portal The Verge ha informado que la empresa desarrolladora de videojuegos EA ha sido víctima de un hackeo, pues robaron el código fuente de FIFA 21, el motor Frostbite (el que usa FIFA 21, Battlefield, entre otros) y otras herramientas de desarrollo de juegos. Según los informes, los piratas informáticos dijeron que la información robada ya está a la venta en foros de piratería, pero que solo considerarán ofertas de miembros de renombre de la comunidad de hackers.

El código fuente son las instrucciones con las que crean un juego o un programa, por lo que es un grave problema el que te lo roben. Recordemos que a varias empresas también les han robado parte de su código fuente: CD Projekt Red con Cyberpunk 2077 y The Witcher 3 en febrero y en en julio de 2020 respectivamente. Nintendo también sufrió fugas de su código fuente de muchos juegos de SNES y Nintendo 64, incluido Super Mario Kart y un juego inédito de Zelda.

Si bien es poco probable que otros desarrolladores de renombre utilicen el código de EA a propósito, los hackers que lo adquieran podrán ver el funcionamiento interno de un juego o motor gráfico y crearían trampas o ayudas; también podría revelar proyectos secretos e ideas de juegos, o comentarios de desarrolladores que a las empresas no les podría convenir que se revelara.

Además del código y las herramientas patentados de EA, los piratas informáticos afirman que también tienen disponibles para la venta los SDK y las claves API de Microsoft Xbox y Sony. Esta es una captura de pantalla obtenida por BleepingComputer que afirma que los hackers tienen un total de 780 GB de datos robados y los venden por un precio de 28 millones de dólares.

hackeo ea
Captura de pantalla (BleepingComputer)

Un portavoz de EA confirmó a The Verge que los hackers robaron “una cantidad limitada de código fuente del juego y herramientas relacionadas” y dijo que los hackers no tenían acceso a los datos de los jugadores. También aclararon que no fue un ataque de ransomware y que están trabajando con las autoridades para investigar el incidente.