Modo Oscuro

 

earth_impact_moon

Sólo la mitad de la Luna le pertenece a nuestra Tierra. Sólo la mitad. Científicos alemanes detectaron en la composición de la Luna que parte de su superficie rocosa está formada de un material distinto al de la Tierra. Los expertos estipulan que estos componentes pertenecen a Theia, un planeta que chocó con la Tierra hace 4 mil 500 millones de años, y estiman que tal colisión dio su origen al plateado satélite.

“Desarrollamos una técnica que garantiza una separación perfecta de isótopos de oxígeno de otros gases. Los resultados indican que la composición de la Luna es un 50% de Theia y un 50% terrestre”, dijo Daniel Herwartz, científico de la Universidad de Colonia en Alemania.

El grupo de investigadores analizó rocas transportadas a la Tierra por los astronautas de las misiones a la Luna Apolo 11, Apolo 12 y Apolo 16 de la NASA, que se llevaron a cabo hace 40 años (1969-1972). Y no hay duda, a pesar de las mínimas diferencias de los componentes, la mitad de la Luna le pertenece a otra Theia.

Comentarios