Desde el año pasado se veía venir una ola de dispositivos con pantallas flexibles. Todo comenzó a finales de octubre pasado con el lanzamiento del Royole Flexpai y ahora, con las filtraciones y posteriores lanzamientos de este tipo de dispositivos, podremos decir que este año será su debut de la mano de varios fabricantes. Samsung ya presentó el suyo y ahora le ha tocado hacerlo a Huawei con el Mate X.

La guerra ha comenzado

Durante la MWC 2019 Huawei ha presentado oficialmente el Mate X, su propia versión de un teléfono que puede desdoblarse para convertirse en una tablet. A diferencia del modelo de Samsung que se abre como libro, el Mate X se abre por fuera. Esto permite usar una parte de esa pantalla como un celular convencional y no tener que adaptar una tercera pantalla (como lo hace el Galaxy Fold). Apenas tiene 11 mm de grosor cuando está cerrado y 5.4 mm de espesor cuando se despliega. Podemos adelantar que es más fino que el dispositivo de Samsung.

Siendo muy técnicos podemos decir que el Mate X incorpora dos pantallas, una de 6.6 pulgadas y otra de 6.8 pulgadas; en esto ya le lleva ventaja al Galaxy Fold que se queda corto con una pantalla (cuando está cerrado) que queda chica para estos tiempos.

Uno de los grandes orgullos que la compañía destacó fue el “ala de halcón” el revolucionario mecanismo de bisagra que le tomó a los ingenieros de Huawei desarrollar por tres años, según el jefe del grupo de consumidores de Huawei, Richard Yu.

Cámaras

A diferencia del Galaxy Fold que incorpora 6 cámaras, el Mate X sólo tiene 4 gracias a una ingeniosa especie de agarradera donde fueron incorporadas y que no molesta al usuario al manipular el dispositivo, independientemente que esté cerrado o abierto.

Huawei Mate X
Imagen: Sam Rutherford (Gizmodo)

Especificaciones

El Mate X incorpora una gigantesca batería de 4500 mAh y este sí tiene 5G gracias a un chip propio: el Balong 5000 5G, que en palabras de Huawei, es capaz de descargar una película de 1 GB en menos de tres segundos. Esto implica tasas de descarga superiores a los 4 Gbps, cifra que dobla a lo que hace actualmente el chip 5G de Qualcomm.

El procesador es el mismo que usa el Mate 20 Pro y el Honor View 20, es decir, el Kirin 980 propietario de Huawei.

Huawei Mate X
Imagen: Vlad Savov / The Verge
Huawei Mate X
Imagen: Vlad Savov / The Verge

Incluye también un tremendo cargador de 55W Huawei Super Charge que recargará al Mate X de 0 a 85% en apenas 30 minutos.

Algunos de los puntos débiles del Mate X es que su pantalla de 8 pulgadas es más bien cuadrada, con una relación de aspecto de 8:7.1 implica que cuando veamos un video, aparecerán las molestas franjas negras que gritan desesperadamente que no es una pantalla wide screen.. Tampoco tiene sensor de huellas en la pantalla. Tiene uno, pero en el botón de encendido lateral. También carece de un conector para auriculares de 3.5 mm. Una pena.

Precio y disponibilidad

El Huawei Mate X estará disponible a mediados de este año a un precio de 2,299 euros con 8 GB de RAM y 512 GB de almacenamiento.