Modo Oscuro

126098941485796400

Hugo Arellano Santoyo es un biofísico que actualmente estudia un doctorado en la Universidad de Harvard y en el International Fellow del Howard Hughes Medical Institute; es experto en microscopía, ciencia que permite a los humanos observar objetos tan pequeños que no se pueden distinguir mediante el rango de resolución de la vista humana.

Hoy, el maestro trabaja para una de las  instancias especializadas en cáncer más prestigiosas, el Dana-Farber Cancer Institute, en Boston, Massachusetts, para la cual sus habilidades antes el microscopio son fundamentales.

Santoyo también ha construido herramientas que permiten optimizar la observación del funcionamiento de las células; desarrolló una técnica para adaptar o crear microscopios y ver hasta tres puntos de un componente celular de manera simultánea y prácticamente en tiempo real. Herramienta que deja ver con mayor precisión el momento en que ocurre la división celular. De esa forma es posible conocer no sólo la arquitectura de una célula, sino además la manera en que se movilizan todos los componentes de la unidad fundamental de los seres vivos.

Dentro del Dana-Farber Cancer Institute, el mexicano se ha integrado a diversas líneas de investigación que buscan soluciones contra el cáncer. “La microscopía, la bioquímica y una gran cantidad de ciencias nos acercan cada vez más a la consolidación de la biología sintética, que a grandes rasgos permitiría a los especialistas modificar los componentes de la célula para que ésta realice funciones que deseamos, para así conocer a ciencia cierta porque da cáncer”, refirió Arellano Santoyo.

Actualmente el biofísico y el grupo de científicos que colaboran en el laboratorio del doctor David Pellman emplean varias líneas de investigación para estudiar el comportamiento celular, entre las que destacan la bioquímica para reconstruir y entender los componentes básicos celulares y la biología celular que tiene como objetivo entender cómo funcionan los componentes de esa unidad fundamental.

Cocimiento mediante el cual será posible observar cómo ciertos elementos afectan al funcionamiento de unos componentes celulares llamados microtúbulos. Al conocer si alguna proteína causa un daño en esos componentes, los científicos podrían inhibir o matar a las células que son potencialmente cancerígenas de manera más eficaz.

Comentarios