IBM estaría desesperada por vender su división de salud "Watson Health"
IBM Watson Health (PRNewsFoto/IBM Watson Health)

La célebre inteligencia artificial de IBM llamada “Watson”, que alguna vez venció a dos campeones de Jeopardy por $ 1 millón de dólares, habría puesto a la venta, una vez más, su apartado de atención médica, “Watson Health”, según el medio Axios.

De hecho, ni siquiera es la primera vez que IBM intenta, sin éxito, deshacerse del proyecto, en otra señal más de que las expectativas corporativas para la IA continúan chocando con la realidad.

IBM lanzó Watson Health en abril de 2015 con mucha fanfarria. Se suponía que debía tomar Watson, y ponerla a trabajar en problemas de salud. Ya que ni el mejor médico puede leer toda la literatura que existe, una computadora puede hacerlo rápidamente y podría proponer cursos de acción sugeridos para aumentar la experiencia del médico y producir mejores resultados.

Trataba de adoptar un enfoque centrado en los datos para alimentar los modelos de aprendizaje automático de Watson Health. Por alguna razón, no funcionó según lo planeado y ahora la empresa trata desesperadamente deshacerse de esa tecnología.

“La atención médica siempre resultará ser más sutil y más regulada por las razones correctas que en otras áreas”, dijo el director ejecutivo de IBM, Arvind Krishna, en una entrevista con Axios y HBO el año pasado. “Y para mí, eso es natural. Es una decisión que puede afectar la vida o la muerte de alguien. Tienes que tener más cuidado. Entonces, en el cuidado de la salud, resulta que tal vez fuimos demasiado optimistas”.

La venta, si realmente se lleva a cabo en este momento, afectaría a millones de pacientes y a todas las estrategias de atención médica del gobierno.

La corporación informática y tecnológica gastó más de $ 4 mil millones en la adquisición de múltiples compañías de atención médica para construir IBM Watson Health. Pero ahora solo pide mil millones, una estrategia fallida para el gigante azul.

Quien termine comprando “Watson Health” heredará una tonelada de responsabilidad. Jugar con decisiones de atención médica solo para obtener ganancias no es inspirador y, a menos que aparezca el comprador adecuado, podría haber mucho en juego.