Modo Oscuro

Intel uno de los grandes gigantes del mundo de la tecnología, está bajo investigación por posible discriminación por edad en su enfoque a los despidos a inicios del 2016, según un nuevo informe del Wall Street Journal.

En el centro del asunto está la percepción y alegato de que Intel intentó deshacerse de los empleados mayores y retener a los más jóvenes. Eso es bueno para la empresa, ya que los trabajadores mayores tienden a estar mejor pagados, más conscientes y asertivos de sus derechos, más propensos a tener familias y hacer uso de los beneficios de la compañía, pero ese sesgo de edad no es algo que los empleadores del país vecino tengan permitido usar como elemento para el despido.

Hace dos años, cuando anunció sus despidos y reestructuraciones, Intel indicó que sería un proceso que se extendería hasta 2017 y que implicaría una combinación de despidos voluntarios e involuntarios. El WSJ informa que “decenas de antiguos empleados buscaron asesoramiento legal para poder presentar una demanda” y algunos de ellos presentaron quejas ante la Comisión de Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC) de EE.UU., cuya documentación ha sido presentada.

Por su parte, Intel sostiene que “factores como la edad, la raza, el origen nacional, el sexo, el estatus migratorio u otros datos demográficos personales, – no formaron parte del proceso cuando tomaron esas decisiones –”. Y, sin embargo, la revisión del WSJ sobre los documentos revelan, que en un conjunto de 2,300 despidos, la edad media fue de 49 años, siete años mayor que la edad media del resto del personal.

Ahora depende de la EEOC tomar una decisión sobre los méritos de las quejas que ha recibido. Si el organismo de control federal encuentra motivos suficientes para seguir adelante con el asunto, puede iniciar una demanda colectiva contra Intel.

El caso de discriminación por edad de Intel se está haciendo público solo un par de meses después de la publicación de un informe exhaustivo sobre discriminación de edad presuntamente generalizada dentro de IBM.

Es irónico que empresas como Intel e IBM, que se cuentan entre las más antiguas de la aún joven industria informática, traten a sus empleados más antiguos de esta manera. Por otra parte, también es lógico que la discriminación por edad se manifieste con mayor fuerza en las empresas que han operado durante muchas décadas y tienen un personal de empleados que han envejecido junto con su empleador.

–Actualización 29/05/2018–

Después de los señalamientos publicados por The Wall Street Journal, Intel ha fijado su postura y la reproducimos tal cual nos fue enviada:

Nuestra reestructuración fue una iniciativa integral diseñada para impulsar la evolución de Intel de una empresa de PC a una que alimenta la nube y miles de millones de dispositivos informáticos inteligentes conectados. Las decisiones de personal se basaron únicamente en los conjuntos de habilidades y las necesidades comerciales para apoyar esa evolución. Factores como la edad, la raza, el origen nacional, el sexo, el estado de inmigración y/u otra demografía personal no formaban parte del proceso cuando tomamos esas decisiones. Trabajamos para ayudar a todos los empleados afectados a través de la transición con dignidad y respeto.”

Vía The Wall Street Journal | The Verge

Comentarios