Modo Oscuro

Según algunos informes, el Servicio de Inteligencia Extranjero de Rusia (GRU), ha estado enviando agentes para inspeccionar los cables de Internet submarinos que conectan Europa y América del Norte.

Estos cables de fibra óptica submarinos son la infraestructura crucial entre Internet, el teléfono y otras redes digitales. Y la presencia de Rusia cerca de los cables en Irlanda, un país crucial, ha preocupado a la policía irlandesa que los agentes del GRU podrían aprovechar y espiar a otros países, según The Sunday Times.

Aún más, resucitan las preocupaciones de que Rusia pueda lanzar un ataque a los cables que podría desconectar a varios países de cualquier comunicación telefónica o Internet.

Irlanda es un importante centro de operaciones para empresas tecnológicas, según informa Business Insider. Facebook, Google, Twitter y Airbnb tienen sedes y almacenan datos en Dublín, lo que convierte al país en un objetivo jugoso para los espías que buscan extraer datos valiosos.

Y dado que el gobierno ruso multó a Facebook y Twitter la semana pasada por negarse a almacenar datos de usuarios en territorio ruso, es posible que el GRU esté considerando una acción más directa.

La presencia rusa en torno a los cables submarinos de Irlanda es particularmente preocupante porque no hay mucho que Irlanda pueda hacer ante cualquier ataque ruso.

“Irlanda no tiene una capacidad de contrainteligencia”, dijo Mark Galeotti, un experto en seguridad rusa, a The Sunday Times. “Es un objetivo relativamente vulnerable.”

Con información de: Futurism.

Comentarios