google1

A dos semanas de que el Tribunal Europeo reconociera el derecho de los ciudadanos a ser olvidados en internet, Google decidió poner los medios para que sus usuarios puedan ejercer el poder del olvido. La compañía diseñó un formulario de solicitud mediante el cual, los afectados podrán eliminar su nombre y sus datos de internet.

 Cada petición será revisada individualmente por la multinacional, con la intención de poder dilucidar entre los datos personales de un individuo y aquellos que son de carácter público e informativo. Por ejemplo, los datos de funcionarios poco ejemplares, de estafadores financieros y de líderes de la delincuencia, por mencionar algunos.

 No obstante, Google no ha confirmado el tiempo en el que evaluará las peticiones de sus demandantes; además, de que sólo eliminará los links de sus servicios en la Unión Europea, Noruega, Liechtenstein y Suiza.

 “El derecho al olvido” es un principio tan antiguo como la misma ley y cada individuo debería de poder ejercerlo, mas a veces las leyes también efectúan su derecho al olvido y hasta el momento, la herramienta sugerida por Google sigue a prueba. La Comisión Europea de Justicia se muestra satisfecha, ¿pero los ciudadanos lo están? ¿Y dónde queda el derecho al olvido del resto del mundo?