Los terremotos del mes de septiembre de 2017 dejaron una honda huella en todos los mexicanos, pero especialmente en aquellos que sufrieron la pérdida de algún familiar o de sus bienes, como en el caso de los habitantes de Jojutla, Morelos, aquel 19 de septiembre.


Jojutla fue el epicentro del terremoto de 7.1 grados Richter que sacudió el centro del país, en donde casi 3 mil familias perdieron su casa y la mayoría de sus pertenencias, y 85% de las edificaciones se volvieron escombros.

Esta situación motivó al Instituto Politécnico Nacional (IPN), a través de la Escuela Superior de Ingeniería y Arquitectura, Unidad Tecamachalco, ha crear un proyecto integral para orientar los trabajos de reconstrucción, pero también para recomponer los servicios básicos y la restauración y conservación de patrimonio histórico.


Fueron las autoridades municipales y organizaciones civiles las que buscaron la ayuda y el IPN ha donado al municipio el trabajo a desarrollar, lo que ha dejado muy contentos a los lugareños, que se han quejado del abandono institucional.

Comentarios