Japón, el país número uno en desarrollo tecnológico de alto nivel y que parece vivir muchos años adelante del resto del mundo, nuevamente se pone a la vanguardia con una supercomputadora que dedicará su capacidad de procesamiento a acelerar la investigación en fusión nuclear.

La Cray XC50, el nombre que recibirá el superordenador, está actualmente en fase de construcción y ya es considerado el más poderoso del mundo en el campo de la investigación avanzada de fusión nuclear. Estará instalado en los Institutos Nacionales de Ciencia Cuántica y Radiológica (QST), y además apoyará también el proyecto multinacional de fusión masiva ITER, programado para entrar en funcionamiento durante 2035.

Este será el primero de su categoría en Japón para realizar cálculos de física de plasma (turbulencia, física de bordes, modelado integrado) y energía de fusión. Los resultados estarán disponibles para más de 1,000 investigadores europeos y japoneses que accederán al software integrado del Cray XC50 para que puedan mejorar la infraestructura de QST y permitir acelerar el tiempo de descubrimiento.

Aunque el objetivo es tener reactores de fusión comerciales disponibles en 2035, la idea es comenzar a ejecutar experimentos en el año 2025, cuando once reactores de fusión comercial empezarán a funcionar para suministrar a la humanidad energía ilimitada durante millones de años, al igual que lo hacen las estrellas (que usan el mismo sistema para generar energía).

Comentarios