Jeff Bezos fundador de Amazon, va al espacio y regresa en su propio cohete

Jeff Bezos, fundador de Amazon, acaba de ir al espacio este martes por la mañana con tres compañeros de viaje y aterrizó a salvo en un desierto de Texas a bordo de la cápsula de la tripulación de su compañía espacial. La misión NS-16 marcó la primera misión de la empresa Blue Origin en transportar humanos y dio inicio al servicio comercial para el negocio de turismo espacial de la compañía. Bezos, el hombre más rico del mundo que fundó Blue Origin en 2000, envió una señal a los posibles turistas espaciales de que el cohete suborbital New Shepard es seguro para volar.

La nave New Shepard de seis pisos de altura despegó la mañana del martes desde el lugar de lanzamiento en Van Horn, Texas, con la cápsula de la tripulación RSS First Step con una curiosa forma de hongo. Bezos, su hermano Mark, la leyenda de la aviación Wally Funk y el adolescente holandés Oliver Daemen, fueron los tripulantes de la cápsula. La cápsula de la tripulación aceleró a una altitud máxima de 106 km a tres veces la velocidad del sonido antes de separarse del cohete. Los pasajeros experimentaron una breve sensación de ingravidez y pudieron ver la curvatura de la Tierra en el borde de su atmósfera.

“Mi misión principal se cumplió: no golpeé a nadie”, bromeó Bezos después de que su cápsula aterrizó. “Me sorprendió la gravedad cero… era como nadar”.

La misión convirtió a Funk, de 82 años, en la persona de más edad en llegar al espacio, y a Daemen, de 18, en la más joven. Bezos ha dicho que el lanzamiento al espacio ha sido su sueño desde que era un niño. Se convirtió en el segundo multimillonario en construir su propio cohete para ir al espacio, después de que el fundador de Virgin Galactic, Richard Branson, volara en el avión espacial SpaceShipTwo de su empresa el 11 de julio pasado.

El vuelo de este martes fue un éxito largamente buscado para la compañía, ya que enfrenta una competencia agresiva de otras firmas espaciales como SpaceX de Elon Musk. Blue Origin había lanzado antes New Glenn, su sistema de cohetes gigantes ante la Fuerza Aérea de Estados Unidos, pero perdió ante SpaceX y su otro rival United Launch Alliance. En abril, la NASA rechazó Blue Moon, el módulo de aterrizaje lunar humano propuesto por la compañía. En vez de eso, la agencia optó por elegir el sistema Starship de SpaceX en su lugar.

“Sabemos que el vehículo es seguro. Si el vehículo no es seguro para mí, no es seguro para nadie”, dijo Bezos a CNN en una entrevista el lunes por la mañana. Los ingenieros de Blue Origin llevaron a cabo algunas evaluaciones en tiempo real con algunos de los pasajeros del NS-16 en pleno vuelo, y las revisiones de datos posteriores a la misión proporcionarán acumulaciones de datos para informar cualquier cambio en la experiencia del pasajero en el futuro. Las lecciones aprendidas de los vuelos de New Shepard informarán a los otros vehículos de Blue Origin, como New Glenn y Blue Moon.

bezos espacio blue origin
Jeff Bezos sale de la cápsula tras haber ido al espacio. Imagen: Blue Origin