Captura de pantalla 2014-09-02 a la(s) 14.17.57

Su nombre es Milan Karki, tiene 18 años, es originario de Nepal y ha inventado un panel solar que funciona con base en cabello humano. Descubrimiento que podría convertirse en una nueva alternativa para las energías renovables.

El experimento fue realizado por Karki como un simple proyecto de ciencia; sin embargo, podría convertirse en la materia prima de los placas solares, sustituyendo al silicio, el cual es sumamente costoso y ha impedido que las paneles sean accesibles para varias personas de todo el mundo.

Captura de pantalla 2014-09-02 a la(s) 14.17.43

La placa solar elaborada con cabello humano provee alrededor de 18 watts de energía y tiene un costo promedio de 38 dólares cada una. El joven nepalí aseguró que de lograrse vender en masa y comercializarse, el precio se reduciría hasta en un 50%, haciendo de éste, un producto más sustentable.

Gracias a la melanina que contiene el cabello, es posible hacer funcionar la placa de Milan, quien aprovechó la sensibilidad a la luz de este pigmento, así como su propiedad de conductor para hacer trabajar su invento. La placa solar tiene la capacidad de proveer de energía a cualquier teléfono celular, así como alumbrar durante toda la noche una casa.