Captura de pantalla 2014-10-03 a la(s) 17.07.52

Nadie sabe qué fue los que los motivó, mas en los últimos tiempos, grupos de científicos han trabajado en el desarrollo de métodos para ocultar los objetos de la vista humana valiéndose de toda la tecnología.

El último ejemplo proviene de la Universidad de Rochester en Nueva York y, según sus autores, no sólo supera las limitaciones de otros dispositivos, sino que utiliza materiales de bajo costo y fácilmente asequibles para su funcionamiento. El resultado de la Capa Rochester es tal, que las cosas desaparecen de la vista como por arte de magia.

Para su fabricación, John Howell, profesor de física en la universidad estadounidense, utilizó cuatro lentes estándar que mantienen el objeto oculto a la vista incluso aunque el espectador se mueva a varios grados de distancia de la posición de visualización óptima. “Este es el primer dispositivo conocido que puede ocultar objetos en tres dimensiones vistos desde distintos ángulos y en el espectro visible”, explica Joseph Choi, estudiante de doctorado en el Instituto de Óptica de Rochester.

Captura de pantalla 2014-10-03 a la(s) 17.06.57

Con el fin tanto de hacer invisible un objeto como de dejar el fondo sin distorsiones, los investigadores determinaron el tipo de lente y la distancia precisa para separar las cuatro lentes. Para probar su dispositivo, colocaron un objeto en frente de un fondo de red.

Al mirar a través de las lentes y cambiar su ángulo de visión, moviendo de lado a lado, la red cambiaba en consecuencia como si el dispositivo de ocultamiento no estuviera allí. No había ninguna discontinuidad en las líneas de cuadrícula detrás del objeto ocultado.

En un nuevo artículo enviado a la revista Optics Express y disponible en arXiv.org, Howell y Choi proporcionar la fórmula matemática para este tipo de camuflaje que puede trabajar para ángulos de hasta 15 grados o más.

Howell cree que su capa podría tener posibles aplicaciones, incluyendo su uso para que un cirujano pueda mirar a través de sus manos o el conductor de un camión haga lo propio a través de los puntos ciegos de su vehículo.

Comentarios