Screen Shot 2015-01-23 at 4.58.06 PM

La máscara de Tutankamón, la obra de arte egipcio más famosa del mundo, ha sido dañada de forma irreparable al pegar la barba rota con el peor pegamento que se pudiera haber elegido, una resina epoxi que se utiliza para la construcción de aviones o automóviles por ser el más resistente.

Entre la barba y la barbilla se aprecia una línea clara de resina que rellena los huecos y los daños en el dorado al retirar las rebabas con papel de lija.

Screen Shot 2015-01-23 at 5.07.41 PM

Todo ocurrió en octubre, cuando un empleado del Museo arqueológico de El Cairo abrió la vitrina de exposición de la máscara para cambiar una bombilla y al mover la pieza, rompió la barba. Ante el temor al escándalo que provocaría, decidió reparar el daño de forma urgente, sin la supervisión de expertos.

En las antiguas fotografías de la máscara se observa cómo encajaba a la perfección. Hoy la mascara luce distinta, la barba de faraón egipcio jamás volverá a ser la misma.

Screen Shot 2015-01-23 at 4.54.05 PM