tbh3qbeebuixwilv9eii

La guerra de marcas continúa. Esta vez se trata de Samsung que ha optado por realizar anuncios publicitarios burlándose de los teléfonos inteligentes de otras compañías. Especialmente de Apple. No obstante, los últimos spots han despertado el interés de los espectadores por su falta de propiedad, al ser insertados en una campaña de salud.

Aprovechándose de The Ice Bucket Challenge, popular campaña que busca recaudar fondos para combatir la esclerosis lateral amiotrófica (ALS), Samsung retó al iPhone 5S, al HTC One M8, y al Nokia Lumia 930 a sumergirse en un cubo de agua helada como ya lo hizo su Samsung Galaxy S5, teléfono que cuenta con protección IP67 a prueba de agua.

Sin embargo, desde iMore aceptaron el reto, sometiendo al iPhone 5S al correspondiente baño de hielo. La respuesta termina de Apple termina con un: “nominamos al equipo de diseño de Samsung… si es que tienen alguno”.