leche maternaLa neumonía es una infección que provoca el mayor número de ingresos hospitalarios, afecta a 1.1 millones de menores de cinco años en el mundo, y los casos se incrementan, principalmente, en países en vías de desarrollo.

La prevención de esta alteración a la salud se puede evitar con la lactancia en los primeros seis meses de vida, ya que a través de la leche materna se transmiten anticuerpos que protegen a los recién nacidos, afirmó el doctor Luis Clemente Jiménez Botello.

En entrevista, el especialista en enfermedades respiratorias detalló que además de la leche materna es muy importante limpiar las superficies que se tocan a menudo, toser o estornudar en un pañuelo desechable o en la parte interior del codo o la manga.

“Las gotitas que se ven a contraluz cuando una persona estornuda o tose pueden provocar enfermedades respiratorias que van desde un resfriado hasta una neumonía”, comentó.

Los signos de esta enfermedad pueden incluir tos, fiebre, fatiga, náuseas, vómitos, respiración rápida o dificultad para respirar, escalofríos o dolor en el pecho.

“El hecho de que esta enfermedad sea más propensa en los niños menores de cinco años y en las personas mayores de 65, no quiere decir que las personas que estén entre esta edad no les pueda dar (neumonía), claro que también son propensas más en aquellos que fuman o que tienen asma”, resaltó.

Este 12 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Neumonía por lo que Jiménez Botello exhortó a la ciudadanía, principalmente la que vive en zonas con temperaturas frías, a que se vacunen, que tengan una alimentación adecuada, rica en vitamina C, así como buena educación de higiene y que se abriguen lo suficiente para no sentir frío.