Modo Oscuro


Desde hace algunas horas, las noticias que aparecen en casi todos los medios, ya sean especializados en tecnología o no, son básicamente dos: Que Disney compró a Fox, lo que podría “poner los pelos de punta” a más de uno. Pero como si eso no fuera suficiente, la noticia que le ha dado la vuelta al mundo cubriéndolo de una especie de nube gris es: Que la Neutralidad de la Red en Estados Unidos murió.

Resulta que en el país vecino la iniciativa sobre que la Neutralidad de la Red ya no existiera, fue de tales magnitudes que muchas personas protestaron y muchas otras lo hicieron por diferentes medios; ya que trataban de evitar que el internet cambiara y de manera tan radical como lo ha hecho tras la decisión que tomó la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC por sus siglas en inglés).

Bien, podrías afirmar: ¡Pero ese es problema de los gringos, que nos dejen tranquilos! Lamentablemente resulta que somos un país que depende directa o indirectamente de muchos de los servicios provistos por ese país.

¿Pero que significa y a nosotros qué?

El hecho de que la Neutralidad de la Red haya muerto, significa que las compañías ya de por si poderosísimas y llenas de billetes, que controlan las telecomunicaciones y por obviedad las conexiones de internet, como: AT&T, Verizon, Comcast; ahora también estarán facultadas para cobrar tarifas especiales, diferenciando a los distribuidores de contenidos.

Te damos un ejemplo, que pensamos puede simplificar esto: Piensa que estas en un auto y que todas las carreteras son gratuitas, podrías llegar a cualquier lugar sin pagar extra. Lo que la muerte de la Neutralidad de la Red significa, es que han puesto un montón de casetas de cobro, entonces solo aquellos que puedan y quieran pagar para moverse en ellas, podrán hacerlo.

Así es que, esto significa que si ves muchos videos en Youtube, o películas y series en Netflix, deberás pagar tarifas especiales para poder conectarte a dichos servicios, pero ese costo extra no te lo está cobrando la compañía que genera esos contenidos, sino lo hará el gobierno del país vecino.


Pero eso es aplicable a Estados Unidos solamente, en México tenemos una legislación distinta. Las regulaciones que tiene el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), no contempla dichos cambios. No, o más bien aún no, pero muchos de los sitios a los que accesas diariamente están alojados en servidores del país vecino, y mucho del tráfico de información que circula por internet proviene de ese país también.

Lo que podría desencadenar que en nuestro país y en muchos otros o quizás en todo el mundo; también se deban implementar regulaciones que se adapten a lo que sucede en Estados Unidos con respecto a las tarifas de uso de internet.

No queremos generar pánico, ni ser pesimistas, pero te invitamos a que le extraigas todo el jugo que puedas a tu plan de internet fijo y móvil actual, por que en meses próximos las reglas del juego van a cambiar.

Comentarios