xbox one windows 10

Al parecer, Microsoft tiene planes para que Windows soporte los juegos de Xbox One. Esto debido a que en algunas pruebas, Microsoft permitió que se jugara el título State of Decay para Xbox en la última build del sistema, la 18334.

Aunque Microsoft no dijo explícitamente que era un juego de Xbox, algunos usuarios pudieron darse cuenta que el archivo descargado en sus computadoras tenía una extensión .xvc, que es la misma que usan los juegos de la Xbox One. Este archivo puede ser instalado a través de la PowerShell en la actualización de Windows 10 April 2019.

El usuario de Twitter WalkingCat, conocido por sus filtraciones relacionadas con Windows, también apunta a las instalación de unos drivers que hacen referencia a un par de APIs relacionadas con el nombre “Durango”, el nombre en clave para la Xbox One.

Los beneficios de poder tener un solo archivo empaquetado tanto para Xbox One como para PC implicaría un gran ahorro de recursos para los desarrolladores, pues solamente tendrían que desarrollar una sola versión para ambos sistemas.

La próxima actualización de Windows 10 con soporte para juegos de Xbox One se espera que salga en la primavera de este año.