Modo Oscuro

Captura de pantalla 2014-10-18 a la(s) 16.56.12

Con las redes sociales, los datos personales han dejado de ser nuestros. Aunque un usuario no desee revelar aspectos como su orientación sexual, sus conexiones en la red hablaran por él. Un estudio con millones de perfiles de Friendster muestra incluso que se pueden conocer las preferencias sexuales de los que ni siquiera tienen una cuenta en esta página.

Investigadores de la Escuela Técnica Federal de Zurich (ETH) han usado los perfiles públicos de casi 3,5 millones de usuarios de Friendster y sus más de 11 millones de conexiones entre ellos para demostrar que, aunque uno no lo haya revelado, se puede inferir la orientación sexual de la mayoría de los miembros de una red social.

“Gracias a que falló como red social y los datos de Friendster fueron abandonados en el Internet Archive, hemos aprovechado para poner a prueba si se pueden construir shadow profiles (perfiles fantasma)”, explican los científicos.

Pero lo más intrigante de este trabajo es que los perfiles de los usuarios de una red social, y cómo están conectados entre sí, permite inferir los gustos sexuales de sus amigos que no están en la red. Para comprobarlo, los investigadores partían con la ventaja de que en Friendster, como en Facebook, se sabe cuándo se une un usuario a la red social. Así pudieron comprobar el grado de acierto de sus predicciones.

“Imagine un hombre homosexual sin cuenta en una red social, pero que tiene 10 amigos dentro con su cuenta de correo en la lista de contactos. Imaginemos que 9 de esos 10 amigos son también hombres homosexuales. La red social puede explotar el patrón de asortatividad entre hombres homosexuales e inferir que ese correo y ese número de teléfono pertenecen a un hombre homosexual”, argumentan los expertos.

Comentarios