animales-en-peligro-de-extincion-honduras1

En los últimos 500 millones de años nuestros planeta presenció la ausencia de cientos de especies, pues además de la extinción de los dinosaurios, hubo cuatro extinciones más. Y hoy, los seres humanos estamos en peligro de desaparecer gracias a nuestro propio mérito, llevándonos unas cuentas especies más a la tumba.

Solo desde el año 1500, en pleno Renacimiento, la actividad humana causó la desaparición de 322  especies de vertebrados terrestres, y el y una reducción media del 25%, lo que supone un daño aún mayor para los ecosistemas que las extinciones, al menos a corto plazo. Y eso en lo que respecta a los animales más próximos a nosotros, porque los invertebrados lo llevan aún peor. Los científicos llaman defaunación a este fenómeno, un término nacido a semejanza de deforestación.

osopolar

La defaunación, que abarca tanto la reducción de las poblaciones locales como la extinción de especies enteras, no solo es uno de los signos visibles del efecto global de la civilización humana, sino que constituye en sí misma un motor de ulteriores cambios ambientales. No ya la extinción, sino el mero declive de ciertas especies, altera la estructura de los ecosistemas y tiene efectos en cascada sobre procesos muy fundamentales de los que, en último término, depende el bienestar humano.

Hoy somos nosotros mismo los que al depredar una especie nos echamos la soga al cuello, pues es necesario comprender, que la supervivencia de una criatura determina nuestra propia existencia. Mas lo que asombra en verdad de esta extinción no es el hecho en sí, porque el planeta está cambiando y cada ser tiene un ciclo vital, sino el argumento de que criaturas tan inteligentes como los humanos no tengan la capacidad de procurar y mantener con bien su hogar: la Tierra.

tigre-blanco