En el mundo actual en que los cambios drásticos se dan en cuestión de días, horas o segundos, los hackers pueden ser determinantes para cambiar los rumbos incluso de países.

Ahora han logrado, apenas una semana después del lanzamiento de la nueva SNES Classic, acceder al código de esta versión nostálgica de la clásica de Nintendo. Sin embargo, el proceso, como siempre, no es del todo seguro y siempre corremos el riesgo de inutilizar la consola si intentamos modificar con su código. El método pasa por conectar la consola al PC e instalar una aplicación específica para reprogramarla. Todas las instrucciones y archivos necesarios están a una búsqueda en Google.

La mejor parte es que ya es posible añadir archivos ROM con juegos convirtiéndolos al antiguo formato de la consola.

Antes de lanzarte a ello, el creador del sistema ClusterM advierte de que solo cerca del 75% de los juegos son compatibles, por lo que, a menos que te guste el hacking y sepas lo que haces, la mejor opción probablemente sea esperar unas semanas a que liberen una versión del parche que modifique la consola con un procedimiento más asequible y menos arriesgado.

Vía Polygon