Modo Oscuro

Desde que la humanidad vive en este planeta siempre han aparecido misterios que parecen no tener explicación. Con el avance científico y tecnológico hemos podido explicar muchos de esos misterios, pero hay otros que todavía escapan a nuestro entendimiento.

Uno de ellos es una especie de pulso que provoca un microsismo en la tierra desde hace 60 años y se repite cada 26 segundos exactos. ¿Algún fenómeno natural puede causar un microsismo exactamente cada 26 segundos? ¿Se trata de algo artificial que lo provoque? ¿El el latir de la Tierra? Nadie lo sabe.

Según cuenta la web Discover, este extraño fenómeno fue descubierto a principios de los años 60’s por el geólogo Jack Oliver, que trabajaba en la Universidad de Columbia (Estados Unidos). Se trata de un pulso, un microsismo que solo se puede detectar con instrumentos especializados. Pero está ahí. Y se repite exactamente cada 26 segundos.

Los sismólogos y geólogos no se ponen de acuerdo a la hora de determinar su origen. Sabemos, eso sí, de dónde procede. El microsismo se sitúa en un lugar llamado Ensenada de Bonny, en el Golfo de Guinea, en África. Muy cerca del Ecuador:

pulso misterioso

Explicaciones hay muchas y la más aceptada es que en el fondo del océano, la plataforma continental actúa como un enorme rompeolas: cuando las olas golpean un lugar específico en la plataforma continental en el Golfo de Guinea, se produce este pulso regular. Aún así, la precisión de este movimiento tendría que ser enorme para las olas sacudan la Tierra cada 26 segundos.

Otros científicos creen que la causa podría ser un volcán cerca de hacer erupción. Y es que de hecho, este volcán existe cerca del punto en cuestión, se encuentra en la isla de Santo Tomé y se tiene evidencia de microsismos rítmicos producidos por el volcán ‘Aso’ en Japón.

De todas formas el pulso sigue y por ahora el interés de los científicos no está en desentrañar el misterio, ya que el fenómeno no implica algún riesgo por ahora.

Comentarios