Modo Oscuro

selvaamazonica

En el corazón del amazonia de Brasil una torre de 325 metros se construye para vigilar el inmenso ecosistema y para verificar los efectos del cambio climático sobre éste. El proyecto está a cargo del Instituto de Investigaciones Amazónicas, (INPA, estatal) y del Instituto Max Planck de Alemania.

La Torre de Alta Observación de la Amazonia (ATTO) estará dotada de instrumentos de alta tecnología y un observatorio para investigar durante al menos 20 años las relaciones entre la atmósfera y la selva, el calor, el agua, el gas carbónico, los vientos, la formación de nubes, la absorción de carbono y la meteorología del lugar.

Captura de pantalla 2014-09-15 a la(s) 13.06.20

La selva es uno de los ecosistemas más sensibles del mundo, y tiene una poderosa influencia en la emisión o retención de carbono. “La torre nos ayudará a responder a un sinnúmero de dudas en relación al cambio climático global”, afirma Paulo Artaxo, de la Universidad de Sao Paulo, también coordinador del proyecto. “Entenderemos mejor el papel de la Amazonia y otras áreas tropicales húmedas en los modelos climáticos”, explica el científico.

amazonas_neil_palmer

Comentarios