Cuántas veces no nos hemos visto en la necesidad de buscar trabajo, y entregar CV’s se vuelve una tarea maratónica, por eso muchos utilizamos los servicios disponibles en internet para encontrar trabajo de forma más eficiente.


Sin embargo, una de estas plataformas, quizá la más importante en cuanto a colocación de profesionales, LinkedIn, es usada por estafadores para extraer información personal de los más de 500 millones de postulantes.

El engaño consiste en hacerse pasar por reclutadores para pedir datos personales como correo electrónico, número de teléfonos y hasta dirección física para luego vendérsela a terceros. Incluso se han reportado casos de suplantación de identidad (phishing).


De esta forma crean cuentas falsas, las cuales inflan con CV’s y trayectorias deslumbrantes, luego crean ofertas de trabajo para atraer a sus víctimas y echan mano de links hacia sitios web fraudulentos donde les piden su información.

Si quieres evitar todo esto, confirma la identidad antes de aceptar contactos (corrobora que la foto de perfil sea real y no provenga de bancos de imágenes o redes sociales) y solicita una conversación telefónica. Un dato importante es que los fraudes se dan más en las ofertas de las industrias de logística y en compañías de petróleo y gas.

Vía BBC