En Estados Unidos, en un lugar en donde puedes encontrar una fábrica de quesos, una industria que trata residuos peligrosos, en un punto medio entre Los Angeles y el Área de Bahía; en la interestatal 5, se encuentra la pequeña ciudad de Kettelemen. Y ahí también será la sede de la Super-estación de carga Tesla, la mas grande del país vecino.

Cuenta con techos solares y sillas cómodas para que los dueños de un automóvil Tesla, puedan esperar cómodamente mientras se recarga su auto. Si se pone atención tiene un diseño muy similar a las paraderos de trailers, lo que es conveniente, ya que en breve será el lanzamiento del camión ligero de la compañía de Elon Musk.

La mencionada estación de carga de Tesla en Kettlemen no es la más grande en el mundo, ese puesto lo tiene otra Super- estación de Carga que se está construyendo actualmente en Shanghai. Se rumora que la compañía de Musk también se encuentra interesada en construir muchas más estaciones de carga, con minisúper, cafés y demás bondades con las que cuentan las gasolineras convencionales.

Así mismo se ha anunciado que se tiene un proyecto para construir una Super-estación de carga Tesla, entre las ciudades estadounidenses de Los Angeles y Las Vegas; misma que de forma semejante también podría tener un café y lugares para descanso. Así los usuarios podrán tomar el aire del Desierto de Nevada, tomando un café mientras esperan que su auto tenga energía suficiente.

A pesar de que ya existen varias estaciones de carga los modelos eran mucho más compactos, sin embargo, al parecer la idea de los camiones eléctricos sigue entusiasmando a la gente de la compañía y por ello deben ir planeando para los tamaños de dichos vehículos.