image_content_low_1987560_20140702094543

Actualmente, sólo queda una sexta parte de los arrecifes coralinos del caribe y se estima que el resto desaparecerá en 20 años debido a la sobrepesca del pez loro y a la desaparición de los erizos de mar, advirtió la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en unanimidad con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN).

“Los arrecifes coralinos del Caribe han registrado pérdidas masivas desde principios de los años 80 a causa de la actividad humana”, han argumentado los expertos, quienes parten de la explosión del crecimiento demográfico, la sobrepesca y la contaminación de las costas para sustentar sus teorías.

Y aunque se creía que el cambio climático era el principal culpable de la muerte marina, los científicos aclaran que la desaparición de los peces loro, debido a la sobrepesca por el hombre, y de los erizos de mar, muertos en masa en 1983 por una enfermedad no identificada, son las principales causas de las desaparición de los corales: los peces loro y los erizos comen las algas que los invaden, ayudándolos a restablecerse.

coral

Carl Gustaf Lundin, director del Programa para el entorno marino y polar de la UICN, explica la necesidad de cambiar la forma de pescar: es indispensable que los países regulen la construcción en las cosas, que se prohíba pescar demasiado cerca de las orillas y que se modere la práctica con red.

Hoy algunos países, como es el caso de Barbuda, están a punto de prohibir la pesca de erizos y peces loro y han previsto transformar un tercio de sus aguas costeras en reservas marinas. Mientras tanto, otros arrecifes no protegidos están en gran peligro, como los de Jamaica y Florida, en Estados Unidos.

JACKSON REEF