Captura de pantalla 2014-07-01 a la(s) 17.54.22

Carlos Hernández Mejía, mexicano que estudia la maestría en el área de catálisis en la Universidad de Ámsterdam, junto con un grupo de científicos de la misma institución, busca una forma más fácil de producir un endulzante natural.

Hasta ahora, esta investigación cuya finalidad es obtener azúcares de la corteza de las plantas, en especial de desechos forestales, para ahorrar recursos económicos, ha dado con el xilitol, un dulcifican extraído de la corteza de los árboles que tiene propiedades contra la caries, por mencionar alguna de sus propiedades.

Hernández Mejía cuenta que para extraer de las plantas el xilitol hace falta un doble proceso, “primero se consigue el xilano, (un tipo de hemicelulosa) que se encuentra presente en la madera de los árboles y la corteza de muchas plantas, y a través de procesos catalíticos se obtiene el xilitol”.

La extracción de xilitol es una práctica común en diversos proyectos científicos, sin embargo, lo novedoso de la investigación en la que participa el científico mexicano y que es liderada por Gadi Rothenberg de la Universidad de Ámsterdam, consiste en el uso de catalizadores sólidos, como óxidos metálicos o zeolitas, para generar azúcar.

XILITOL-660x330

“Otras investigaciones utilizan ácidos o enzimas, mas los catalizadores sólidos son más estables bajo las condiciones de reacción, tiene facilidad de ser manipulados a escala industrial, además de ser reutilizables”, agregó el estudiante mexicano, quien también es beneficiario del programa de Becas de Conacyt.

Actualmente, el grupo de investigación ha logrado rendimientos de hasta 90% para la obtención de xilitol llevando la reacción en un solo paso. Además, durante la búsqueda de opciones de catalizador, se obtuvo otro tipo de alcoholes de interés industrial, entre ellos el etilenglicol, que es empleado como anticongelante o disolvente de pinturas.

De acuerdo con el investigador mexicano, la investigación tiene un segundo objetivo: obtener azucares por medio de procesos limpios, es decir, sin contaminar.

“Para este tipo de reacciones (extracción de xilitol), la industria tradicionalmente emplea cantidades significativas de ácido clorhídrico o ácido sulfúrico como catalizadores, los cuales generan una gran cantidad de residuos. Al implementar catalizadores sólidos, es posible reutilizarlos y de esa manera reducir el impacto ambiental, por ello es importante esta investigación”, finalizó Carlos Hernández Mejía, quien se siente contento de sus aportaciones en este proyecto.

xilitol-biobetica-700-gr