Modo Oscuro

Microsoft sigue revelando más especificaciones sobre la Xbox Series X de próxima generación. Por fin confirmaron todo el poder que tendrá: 12 teraflops de rendimiento de GPU, que es el doble de lo que está disponible en la Xbox One X y ocho veces la Xbox One original. Este tipo de rendimiento coloca la Xbox Series X más allá de la mayoría de las tarjetas gráficas de gama media de AMD y Nvidia,y es un salto impresionante para una consola de juegos. Sin duda muestra que la Xbox de próxima generación y PS5 van a ir mucho más allá de la Xbox One X y PlayStation 4 Pro.

“Xbox Series X ofrece un verdadero salto generacional en el procesamiento y la potencia gráfica con técnicas de vanguardia que dan como resultado velocidades de fotogramas más altas, mundos de juego más grandes y sofisticados y una experiencia inmersiva diferente a cualquier cosa vista en los juegos de consola”, afirma el jefe de Xbox Phil Spencer.

Microsoft reveló previamente la tecnología DirectX ray tracing con aceleración por hardware y el sombreado de velocidad variable (VRS). La compañía dice que ha patentado su propia forma de VRS. “En lugar de gastar ciclos de GPU uniformemente a cada píxel de la pantalla, [los desarrolladores] pueden priorizar efectos individuales en personajes de juegos específicos u objetos ambientales importantes”, explica Spencer. “Esta técnica da como resultado velocidades de fotogramas más estables y una resolución más alta, sin afectar a la calidad final de la imagen.”

La Xbox Series X incluirá una CPU diseñada a medida basada en la arquitectura Zen 2 y Radeon RDNA 2 de AMD. Microsoft también usará un SSD NVMe, que promete aumentar los tiempos de carga y “casi todos los aspectos sobre jugar videojuegos se han mejorado”, según Spencer.

Xbox Series X también admitirá juegos en 8k y velocidades de fotogramas de hasta 120 fps en los juegos. Microsoft dice que se ha asociado con el foro HDMI y los fabricantes de televisores para habilitar el modo de baja latencia automática (ALLM) y la velocidad de actualización variable (VRR) en la nueva Xbox como parte de su soporte HDMI 2.1. Esto debería reducir el retraso de entrada y suavizar los objetos visuales en los juegos que se reproduzcan en los televisores.

Junto con las especificaciones de hardware, la Xbox Series X de próxima generación también está configurada para incluir una función de “reanudación rápida”. Microsoft usó una característica similar en Xbox One para reanudar los juegos, pero ahora permitirá que los jugadores reanuden varios títulos desde un estado suspendido. Eso será una gran mejora para cambiar entre juegos o cuando se reanuda desde el modo de espera.

Microsoft también confirmó la retrocompatibilidad con versiones anteriores a la Xbox Series X, incluidos los juegos originales de Xbox y Xbox 360.

Todavía estamos esperando escuchar más información sobre los precios, la disponibilidad exacta, los títulos de lanzamiento de próxima generación y si una segunda Xbox de próxima generación más barata llegará en 2020.

Con información de: The Verge.

También te puede interesar:

Microsoft revela su nueva consola más poderosa: la Xbox Series X

Comentarios