Modo Oscuro

La Xbox de próxima generación de Microsoft se llama oficialmente Xbox Series X. Microsoft reveló ayer el nombre y el diseño de la consola en el escenario de los Game Awards. La consola en sí se parece mucho más a una PC de lo que hemos visto en consolas Xbox anteriores, y el avance de Microsoft ofrece una breve visión del nuevo diseño.

La consola en sí está diseñada para usarse tanto en orientación vertical como horizontal, y el jefe de Xbox de Microsoft, Phil Spencer, promete que “entregará cuatro veces la potencia de procesamiento de Xbox One X de la manera más silenciosa y eficiente”.

Microsoft usó la Xbox Series X para mostrar Hellblade 2, un nuevo juego de Ninja Theory que se está desarrollando para su próxima consola Xbox. Si bien Microsoft ha revelado el nuevo diseño de la consola, la compañía se ha reservado sus especificaciones exactas más allá de lo que se discutió anteriormente.

La Xbox Series X incluirá una CPU de diseño personalizado basada en la arquitectura Zen 2 y Radeon RDNA de AMD. Microsoft también está utilizando un SSD NVMe en la Xbox Series X, que promete aumentar los tiempos de carga. Xbox Series X también admitirá juegos de 8K, velocidades de hasta 120 fps en juegos, ray-tracing y compatibilidad con frecuencia de actualización variable.

Microsoft todavía no ha hablando de los detalles de rendimiento de la GPU, pero Spencer dejó caer algunas pistas en una entrevista con GameSpot, y los gráficos que ves en el trailer de Hellblade 2 supuestamente fueron capturados con el motor de juego, que se ejecuta en la consola en tiempo real. “Queríamos tener una actualización espectacular de la consola base Xbox One”, dice Spencer. “Entonces, cuando hicimos los cálculos, tenemos más de ocho veces la potencia de la GPU de la Xbox One, y dos veces más que una Xbox One X”. La Xbox One X tiene 6 teraflops de rendimiento de la GPU, por lo que la Xbox Series X podría ser capaz de llegar a los 12 teraflops.

Hablando de controles o mandos, Microsoft también reveló un nuevo control inalámbrico. “Su tamaño y forma se han refinado para dar cabida a una gama aún más amplia de personas, y también cuenta con un nuevo botón Compartir para simplificar la captura de capturas de pantalla y clips de juegos”, explica Spencer. El nuevo control funcionará con las consolas Xbox One existentes y las PC con Windows 10, y se enviará con cada Xbox Series X.

La consola Xbox Series X de Microsoft también incluirá el Modo automático de baja latencia (ALLM) y la Entrada dinámica de latencia (DLI) que “harán de Xbox Series X la consola más receptiva”. Spencer dice que la Serie X está “diseñada para un futuro en la nube”, y combinará hardware y software para “hacer que sea lo más fácil posible llevar juegos geniales tanto a la consola como a otros lugares”.

Microsoft no abordó los informes de los planes de la compañía para las otras dos consolas de próxima generación, pero el nombre de la “Serie” X de Xbox sugiere que no habrá una sola consola. Entendemos que Microsoft está planeando dos nuevas consolas para la Serie X, con una segunda consola de menor precio y menos potente planeada junto con la consola principal más potente.

Microsoft ha estado trabajando en Xbox Series X bajo el nombre de Project Scarlett anteriormente, y el nombramiento de hoy sigue a la confirmación de Sony de que está eligiendo PlayStation 5 para el nombre de su próxima consola. Microsoft también afirma que Xbox Series X será la “más rápida” y la “más poderosa”, lo que podría ser una referencia a que será más potente que la PlayStation 5 de Sony.

Sin embargo, tendremos que esperar y ver qué consola queda como la más poderosa. Sony aún no ha revelado el diseño de su PlayStation 5, pero eso no ha impedido que Microsoft sorprenda a todos con esta revelación de nombres y hardware.

Con información de: The Verge

Comentarios