onusida-LO100929190202onusida

Naciones Unidas declaró que las nuevas infecciones por VIH y las muertes por SIDA han descendiendo, por lo que controlar la epidemia para 2030 y eventualmente acabar con ella “en cada región, en cada país” parece una estrecha posibilidad.

En un documento dado a conocer por la ONU y su programa contra el sida, ONUSIDA, se expresó que el número de infectados con VIH está en calma con alrededor de 35 millones de infectados en todo el mundo, pues de los 78 millones que había en 1980, cuando se descubrió, han muerto 39 millones.

ONUSIDA afirmó que a finales de 2013 unos 12.9 millones de seropositivos tenían acceso a la terapia antirretroviral, mejora dramática con respecto a 10 millones que recibían tratamiento el año anterior, y aún mejor que los 5 millones en 2010, lo que tuvo por consecuencia que desde 2001, los contagios de VIH cayeran un 38% y que las muertes vinculadas al sida  bajaran al 35 % desde 2005.

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) que causa el sida, enfermedad mortal, se contagia a través de la sangre, la leche materna y el semen durante las relaciones sexuales, no obstante, hoy, puede controlarse con terapia antirretroviral. Y sin duda, su extinción representaría un gran progreso para supervivencia humana.