Modo Oscuro

nnano.2013.128-i1

Pequeños robots viajando en el torrente sanguíneo para liberar medicamento que alivie, evite dolores mayores o luche contra el cáncer. En un mundo cada vez más tecnológico no es difícil imaginar que las medicinas también lo sean, se muevan dentro del cuerpo y que incluso utilicen nuestro propio ADN, al menos así lo plantean estudios alrededor del mundo.

Los nanobots son diminutas máquinas que realizan una tarea específica, por eso, con el perfeccionamiento de la tecnología, se trabaja para que sea posible que se programen vía Wi-Fi para incidir únicamente en células dañadas.

Actualmente, Investigadores del Davis Cancer Center en la Universidad de California trabajan en el desarrollo de nanobots contra el cáncer. Este proyecto ha despertado un gran interés, y no sólo por sus tintes futuristas, sino porque además se muestra como una solución que podría ser capaz de curar esta mortífera enfermedad sin producir daños o efectos secundarios.

En efecto, a diferencia de otros tratamientos como la quimioterapia, que destruye células cancerígenas y células sanas, sin distinción, estos nanobots incorporarían un sistema de reconocimiento, gracias al cual sólo acabarían con las células tumorales. De esta los pacientes enfermos de cáncer no tendrían que padecer del desgaste físico y emocional después de recibir sus tratamientos.

La investigación mejora las expectativas y facilidad de curación del cáncer, aunque por desgracia todavía está lejos de convertirse en una realidad palpable en hospitales y centros médicos.

Comentarios