Modo Oscuro

En un extraño giro de la situación que se vive con el coronavirus (COVID-19), el Ministerio de Salud francés tuvo que declarar el domingo que “no, la cocaína NO protege contra COVID-19”, en un post en Twitter. “Es una droga adictiva que causa efectos secundarios graves y es perjudicial para la salud de las personas”, escribió el ministerio.

La noticia viene después de que algunos memes en la red social, sugirieran que la cocaína es capaz de “matar” el coronavirus. Inmediatamente comenzó a hacerse viral en línea, como informó el medio Business Insider.

Es parte de una tendencia más grande de desinformación que con frecuencia se aprovecha de los temores de la gente sobre la propagación del virus mortal. Los funcionarios de salud, incluido todo un equipo dedicado de la Organización Mundial de la Salud (OMS), han estado jugando un juego de estira y afloja con numerosas teorías y mitos de conspiración engañosos que surgen en la web.

“Al igual que un brote de la enfermedad, [la propagación de información engañosa y falsa] cambia y fluctúa a lo largo de las semanas”, dijo Andy Pattison, de la OMS, a CNN.

Si se creyeran este tipo de teorías, como tomar un baño caliente, un ambiente frío, usar un secador de cabello, comer ajo o incluso no comprar productos que se hicieron en China, para prevenir el virus mortal, son situaciones que se enfrenta a diario el organismo internacional.

Algunos incluso han sugerido la teoría de que la conectividad 5G está detrás del brote de virus o, en un nivel mucho más oscuro, que era un complot masivo para exterminar a ciertos grupos de personas.

Como era de esperar, Facebook tiene que lidiar con su propio diluvio de noticias falsas sobre el brote en su red social.

En una noticia de la semana pasada, el CEO Mark Zuckerberg señaló que su empresa está “centrada en detener los engaños y la desinformación dañina” mediante la “eliminación de afirmaciones falsas y teorías de conspiración que han sido marcadas por las principales organizaciones de salud globales” y el bloqueo de anuncios que están tratando de aprovecharse de la situación mediante la venta de curas milagrosas y otras estafas.

La semana pasada, Facebook también decidió dar a la OMS anuncios gratuitos para ayudarles a responder a las noticias falsas.

En otras palabras, las noticias falsas y los mitos van a la alza, porque la desinformación en línea puede propagarse incluso más rápido que un brote viral.

Fuente: NeoScope

Comentarios