Debe pagar suma millonaria la Red Móvil Indígena para seguir operando.
Fotografía de Rodolfo García

Lamentablemente es una dolorosa realidad que los avances tecnológicos y las bondades que estos ofrecen, no son gozados por todos. Existe un muy buen número de personas, que no cuentan con los servicios básicos en las comunidades donde radican, mucho menos con servicios de telefonía o internet.

Hasta hace algunos años esa era la realidad de una comunidad en Oaxaca, llamada: Villa Talea de Castro. Pero la cooperación entre sus habitantes, así como su trabajo conjunto se vieron reflejados en la construcción de un caso de éxito sin precedentes. Ya que las empresas de telefonía, jamás pudieron o quisieron llevarles los servicios. Así que ellos mismos, crearon su propia red, pagan su propio servicio de distribución, con tarifas muy accesibles ($40.00 MX pesos mensuales por llamadas y SMS ilimitados).

Debe pagar suma millonaria la Red Móvil Indígena para seguir operando.Lamentablemente no puede haber progreso sin burocracia y se ha informado en últimas fechas, que a pesar de que la comunidad en cuestión tiene un permiso firmado por las autoridades del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), para establecer la red 2.5G de la comunidad sin fines de lucro. Es esa misma instancia legal quien se ha encargado de notificar a REDES A.C., que el Juzgado Segundo de Distrito en Materia Administrativa, Especializado en Competencia Económica, Radiodifusión y Telecomunicaciones; les ha negado quedar exentos del pago por el uso de espectro de red.

Debe pagar suma millonaria la Red Móvil Indígena para seguir operando.Además, se les ha notificado también que para que su red de telefonía comunitaria y sin fines de lucro pueda seguir operando, deberán pagar el próximo año, una suma de dinero que podría alcanzar hasta un millón de pesos. Mismos que evidentemente la asociación y por tanto la comunidad, no podrían pagar.

No existen más detalles al respecto, pero deseamos que el gobierno se muestre comprensivo o les ofrezca alternativas para que el progreso, a través del trabajo conjunto no se vean afectadas y los pobladores puedan seguir comunicándose libremente.

Vía El Financiero