Modo Oscuro

hry7ylmjsemvdspzwekp

El módulo de aterrizaje de la sonda espacial Rosetta se posó en la superficie del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, informó el miércoles la Agencia Espacial Europea (ESA).

Es la primera vez que un robot se deposita en un cometa. De acuerdo con el plan, el módulo, de tamaño similar a una lavadora, descendió hasta el cometa, donde se ancló con arpones y tornillos.

El aterrizaje en el cometa, que viaja a toda velocidad por el espacio, coronó una misión de una década para estudiar de cerca la gigantesca bola de hielo y polvo y aprender más acerca de los orígenes de estos cuerpos celestes.

La agencia informó que recibió una señal del módulo Philae, de 100 kilogramos, después de que aterrizó exitosamente en la superficie helada del cometa, de 4 kilómetros de diámetro. El suceso marcó el final de los 10 años de viaje por 6 mil 400 millones de kilómetros, en los que la nave Rosetta transportó a su acompañante, el módulo de aterrizaje Philae.

Actualmente, el plan es que Rosetta y Philae acompañen al cometa en su recorrido hacia el Sol y se volverá más activo conforme se calienta. Empleando 21 instrumentos de medición, los científicos recogerán datos que esperan ayuden a explicar el origen de los cometas.

Comentarios