Facebook, aquella red social donde, además de postear buenos momos y criticar sin sentido, también nos damos el lujo de presumir lo bueno que la vida nos da. Esto mismo le pasó a un usuario llamado Agustín López con su flamante “iPhone 7”.

De alguna forma Agustín consiguió este llamativo celular valuado en más de 600 dólares o dos pedradas y una carrera. Da igual, la emoción que sintió Agustín y las ganas de ver las caras de envidia de sus amigos pudieron más y decidió presumirlo en Facebook.

 

Un par de fotos tomadas con su viejo Alcatel bastaron para que fuera objeto de burlas por parte de sus amigos.

Para su desgracia, no se dio cuenta que en una de las fotos se aprecia que está descargando Facebook Messenger desde Google Play y no desde la App Store de Apple.

No hay que ser 100tifiko para darse cuenta que Google Play sólo funciona con celulares Android, por lo que Agustín se dio cuenta -tarde- que en sus manos tenía un clon chino del iPhone y de inmediato le invadió un coraje contra el vendedor que contactó por Facebook.

Después de eso, Agustín decidió eliminar la publicación pero era ya demasiado tarde porque ya tenía cientos de capturas de pantalla destinadas a convertirse en un meme para la posteridad.

Este caso nos enseña una valiosa lección: Lo gratuito o barato, sale caro y aunque hoy en día es cada vez más difícil reconocer un clon chino, son los pequeños detalles los que terminan delatando al impostor.

Comentarios