Modo Oscuro

Como ya es casi una tradición, cada que sale a la venta algún teléfono, existen muchos youtubers que dedican su tiempo a someterlos a pruebas que van desde la velocidad de respuesta, versatilidad, eficiencia, calidad de las fotografías, etc.

Sin embargo, existe otro buen número que dedican sus esfuerzos a destrozarlos con pruebas que involucran fuego, golpes, caídas y en algunos casos echan mano de herramientas como sopletes y sierras.

Recientemente tocó el turno a un iPhone 8 de demostrar casi literalmente de que está hecho. Al intentar doblarlo con las manos su nuevo cuerpo de aluminio “Serie 7000” respondió de maravilla, caso opuesto a otras versiones del teléfono de Apple que en la primer aplicación de fuerza cedieron y se deformaron terriblemente.

Otra prueba muy vistosa es acercar la pantalla a la llama de un encendedor, que aunque quedó oscurecida en la zona de mayor calor, a los pocos segundos siguió funcionando como si nada.

De primera vista parece ser uno de los iPhone más resistentes hasta ahora.

Vía JerryRigEverything

Comentarios