Modo Oscuro

Facebook todavía no ha salido del bache donde se encuentra y ya hay nuevas preocupaciones acerca del camino que quiere seguir en cuanto a la privacidad de los usuarios de WhatsApp (empresa adquirida por Facebook en 2014).

Recordemos que dos años después de haber sido adquirida, uno de los co-fundadores, Brian Acton decidió separarse de la compañía mientras que Jan Koum continuó como Director Ejecutivo, sin embargo, hoy acaba de renunciar a su cargo y se distanciará por completo de Facebook, tras los rumores de que Facebook quiere tomar un mayor control sobre los datos de usuario de WhatsApp para fines mercadológicos.

En su perfil de Facebook Jan Koum comentó:

“Ha pasado casi una década desde que brian y yo empezamos whatsapp, y ha sido un viaje increíble con algunas de las mejores personas. Pero es hora de que me vaya. He sido bendecido para trabajar con un equipo tan increíblemente pequeño y ver cómo una loca cantidad de enfoque puede producir una aplicación usada por tanta gente en todo el mundo.

Me voy en un momento en que la gente está usando whatsapp en más formas de las que podría haber imaginado. El equipo es más fuerte que nunca y seguirá haciendo cosas increíbles. Me estoy tomando un tiempo libre para hacer las cosas que disfruto fuera de la tecnología, como coleccionar raros porches refrigerados por aire, trabajando en mis coches y jugando ultimate frisbee. Y aún estaré animando a whatsapp, sólo desde el exterior. Gracias a todos los que han hecho este viaje posible”.

Cuando todos eran felices

Pero según el Washington Post, la renuncia de Koum no fue tan amistosa como aparenta pues habría sido por presión directa de Facebook para tomar un mayor control de los datos de usuario de WhatsApp, para fines publicitarios, además de mejorar Messenger e Instagram.

Un ejecutivo anónimo de la compañía ha explicado en el New York Times que a Koum le preocupaban mucho las cuestiones de privacidad de los usuarios y estaba viendo como esa área se descuidaba en los últimos tiempos. Al padre de WhatsApp le molestaba el debilitamiento del sistema de encriptado y la cantidad de datos que se estaban recopilando de los usuarios para fines comerciales. Quería una protección máxima para los que confían en su aplicación.

Tras el escándalo de Facebook con la empresa Cambridge Analytica, Brian Acton recomendó a través de su cuenta de Twitter que era hora de #DeleteFacebook (eliminar Facebook).

Comentarios