Es muy difícil comenzar una reseña de una película de la nueva entrega de los hermanos Russo, en lo personal fui con las expectativas al máximo y es lo que todo fan de los comics, en principio, hacemos mal, pero vaya que me sorprendió. De principio a fin me mantuvo al filo de la butaca, manteniéndome emocionado todo el tiempo. Pero vamos adentrarnos más a detalle de la cinta, recuerden que esta primera parte es sin spoilers.

Lo más difícil para todos los directores siempre ha sido hacer fluir a un equipo en pantalla, pero los hermanos Russo lo consiguieron y con creces. Cada uno de los personajes tienen formada una personalidad en pantalla unido a su equipo, pero en esta cinta es sublime como se adecuan a todo el roster de héroes, ver la amistad que surge entre vengadores y guardianes de la galaxia te hace pensar que llevan varias películas trabajando juntos.

Por otro lado Thanos y su Black Order impresionantes, desde un principio siempre imponentes, malvados, astutos, hábiles e implacables, en los comics son siempre antagonistas que jamás decepcionan y en la cinta tampoco, en especial el gran Titan Thanos que muestra toda su fuerza, inteligencia y hasta su lado humano, además de ser el primer villano de Marvel que está realmente trabajado en todos sus aspectos. Es realmente impresionante verlo en pantalla después de tanta espera desde su primer aparición en Avengers.

Toda la cinta te lleva de la mano en la obtención de cada Gema del Infinito, llena de momentos con mucha acción, momentos tristes, pero sobre todo, épicos. Te das cuenta desde un principio y en cada escena que estas bajo una atmósfera diferente, disfrutando cada bala, explosión, muerte, lagrima, risa y beso.

En cuanto al CGI, es casi impecable, se ve el extremo cuidado a los detalles en Thanos, la armadura de Iron Man, el traje de Spider Man, cada uno de los personajes, ataques y todos les escenarios, los cuales ya nos habían dado un vistazo en los trailers.

Lo mejor desde el punto de vista de fan, es la manera en que concluye la cinta, un final muy poco esperado para una película de Marvel y Disney. Un final serio, abierto a miles de probabilidades y teorías conspirativas mayores al número de teorías illuminatis.

Fan o no fan, es una cinta excepcional, casi perfecta, la cual tienes que ir corriendo a ver lo antes posible para que nadie te ataque con un spoiler mortal, le damos una calificación de 9.5 de 10 con satisfacción garantizada.

¡ALERTA SPOILER! sigue bajo tu propio riesgo

Entre las mejores escenas dentro de la película podemos encontrar el primer enfrentamiento de Thor y Thanos, que culmina con la muerte de Loki y el trauma de Hulk, que repercute en toda la cinta para su transformación y a su vez la sed de venganza del Dios Asgardiano que lo lleva a conseguir una nueva y mejor arma que su legendario Mjolnir.

Así como el gran, inesperado y triste sacrificio de Thanos al matar a lo único que ama en el universo, acompañado de un cameo al gran villano Red Skull, lo que realmente da pie a una reunión de villanos más adelante en el universo cinematográfico Marvel.

Sin olvidar el momento más épico, el enfrentamiento del equipo de Iron Man compuesto de Dr. Strange, Star Lord, Spider-Man, Mantis, Nebula y Drax, los cuales logran poner a Thanos bajo las cuerdas al borde de derrotarlo y quitarle el guantelete aun incompleto. Esta escena va acompañada de la mejor actuación de la cinta a cargo del joven Spider-Man (Tom Holland), en la cual se despide de Tony Stark ante una muerte inevitable, con unas palabras que hacen llorar al más fuerte fan de los comic, así como la muerte de medio universo y casi todo el equipo de súper héroes.

Pero a pesar del final no todo es tristeza, no olviden la probabilidad de victoria que da el Dr. Strange y sus últimas palabras hacia Tony Stark.

No dudamos que te encantara, vas a querer verla un par de veces y te vas a crear más de mil teorías, las cuales nos encantaría que nos contaras en la caja de comentarios como ya se ha hecho costumbre en nuestras reseñas.

Comentarios