La linea de celulares Note de Samsung sigue hasta la fecha fracturada debido al piromaniaco Galaxy Note 7 y a la lenta respuesta de Samsung para solucionar el problema que aquejaba a los clientes.

Con la salida del Galaxy S8, Samsung logró tener más confianza de los clientes y ahora la “prueba de fuego” será cuando lance el Galaxy Note 8. Si, Samsung se arriesgará lanzando el sucesor del Note 7 y según un reporte de The Investor, será el 23 de agosto en la ciudad de Nueva York.

Respecto a las especificaciones técnicas del Note 8, se habla de que gran parte de sus características serán iguales que su hermano Galaxy S8: se mantendría el procesador Snapdragon 835, 6 GB de RAM y una cámara de doble lente que incluye gran angular.

En cuanto al diseño, se mantendría igual al S8 pero con mayores dimensiones de su pantalla.

Habrá que esperar a que Samsung confirme lo anterior respecto al Note, edición que ha salido mal parada y que tiene mucho qué demostrar para que los clientes vuelvan a confiar en el nuevo teléfono.