Imagen: Play Store

La nostalgia, aquella palabra que define aquel sentimiento de pena por la lejanía, la ausencia, la privación o la pérdida de alguien o algo queridos, regresó en forma del viejo chat que en aquellos años se llamaba Windows Live Messenger.

Dice la leyenda que Windows Live Messenger era el WhatsApp de los jóvenes hace 15 años. El llegar a la casa o al ciber y ver girar los “monos del messenger” mientras trabajaba a todo vapor el módem de 56 kbps iniciar sesión, aumentaba la ansiedad por ver quién estaba conectado o stalkear a alguien.

Era un chat muy querido por todos en aquella época, sobretodo por características tan geniales como los zumbidos, entrar en modo invisible, llamar la atención conectándote y desconectandote infinitas veces o enviar horribles gifs por millares.

Pues la añoranza se acabó, pues un desarrollador ha vuelto a la vida al famoso chat y lo ha llevado a Android donde lo puedes encontrar como CLM – Chat Live Messenger. La app no es oficial de Microsoft por lo que en un momento u otro puede mostrar músculo la empresa de Redmond y bajar la app, pero mientras sucede eso, muchas personas ya lo han descargado y lo han estado probando.

Imagen: Play Store

La interfaz es igual al programa del año 2000, con degradados azules y toda la gama de colores e iconos copiados al detalle. En cuanto a su funcionamiento, no es el mejor pues hay cuelgues en la aplicación y a veces no se conecta.

El desarrollador señala que CLM tiene cifrado de mensajes de punto a punto por lo que “ni nosotros sabremos el contenido de sus mensajes”.

Puedes darle un chance descargándolo desde este enlace.

Comentarios