drones1

Las secretarías de Defensa Nacional, Marina y Gobernación tienen interés en adquirir vehículos no tripulados, conocidos comúnmente como drones, para reforzar su flota actual.

“Estamos en conversaciones con todas (las dependencias) y cada una tiene diferentes niveles de interés”, dijo Dexon Guzmán, director de Desarrollo de los Negocios de Inteligencia, Vigilancia y Reconocimiento de Insitu, la subsidiaria de Boeing especializada en vehículos no tripulados. Guzmán también explicó en entrevista que las aeronaves no tripuladas con fines militares se utilizan para vigilancia, labores de inteligencia (recolección de imágenes o voz) o reconocimiento (monitoreo de zonas). “Información clave para la toma de decisiones”.

Insitu fabrica en Estados Unidos tres modelos: ScanEagle, Integrator y BlackJack, los cuales pueden realizar trayectorias de vuelo de forma autónoma, hasta por 24 horas. Es decir que tienen capacidad para sobrevolar una determinada zona y obtener información (imágenes o sonidos) durante un día entero.

drones2

Guzmán dijo que los equipos de Insitu no deberían ser considerados  como simples drones, pues el término  corresponde a vehículos ‘no inteligentes’ guiados por control remoto (usando frecuencias de radio), que pueden sobrevolar distancias cortas, y que eran originalmente utilizados como blanco de aviones de caza.

Actualmente, el Gobierno federal cuenta con, al menos, nueve vehículos aéreos no tripulados o drones, al servicio de la Policía Federal, la Sedena, la Semar y el Centro de Investigación y Seguridad Nacional (Cisen).

El Presupuesto de Egresos de la Federación (PEF) 2015 contempla una partida de 2,119.2 mdp para subsidiar ocho proyectos de adquisiciones de aeronaves para la Sedena, y otros 2,408.9 mdp para otros nueve proyectos de la Semar.

drones3