Captura de pantalla 2015-04-27 a la(s) 20.21.11

Cuántas veces hemos escuchado la frase “el que se enoja pierde”… El enojo es una emoción que puede presentarse en nuestro día a día, no obstante, aprender tener un mejor control de nuestras emociones es esencial para la convivencia en los espacios de trabajo, familiares, amistosos y de más.

Por tal motivo, hoy en Techne te brindamos algunos consejos que pueden serte de utilidad cuando el sentimiento de enojo te invada. ¡Presta atención!

1. ¿Vale la pena enojarte? Pregúntate si vale la pena enojarte, si tienes razón, quédate con las cosas buenas, analizabas y el resto, deséchalo.

2. Auto-analízate. ¿Cómo te comportas cuando te enojas? ¿Qué dices y con quién te descargas? Intenta ubicar lo que te causa esa emoción y lo que hay detrás de eso.

3. Aprende a detenerte. Si una de tus reacciones es desesperación o ansiedad por arreglar una situación, lo recomendable es que te detengas, lo analices y luego soluciones.

4. Aíslate y relájate. Camina, escucha música, respira profundo una vez que entendiste el origen de todo y entonces regresa.

5. Aclara la situación. En este punto ya puedes acercarte con la persona del conflicto y hablar. Recuerda que la mayoría de las molestias es consecuencia de malos entendidos. Si es necesario, discúlpate.

6. Acepta lo inevitable. Quizá tu enojo se debió a algo que no dependía de ti. En ese caso, entiéndelo así: si no depende de ti, entonces tampoco debe perjudicarte.

Recuerda que toda acción tiene una reacción. Si lo haces adecuadamente, evitarás caer en la negatividad y en lugar de eso propondrás soluciones.