sense-mother-connected-sensors

El sistema funciona como una pequeña familia, por eso sus desarrolladores lo han bautizado con el nombre de Sense Mother a la muñeca robótica central que se encarga de monitorizar, a través de una serie de pequeños sensores, sus hijos, llamados motion cookies, la actividad de los miembros de cualquier hogar.

Esta red de dispositivos no sólo es capaz recordar a un usuario que debe lavarse los dientes. También puede informarle que ya es tiempo de abandonar la cama o controlar la hora de llegada de sus hijos adolescentes.

Sense Mother se puede programar con todo tipo de recordatorios para la vida cotidiana. Son los diminutos sensores que forman parte del sistema quienes se encargarán de controlar la actividad de los usuarios bajo un rigor del que solamente sería capaz una verdadera madre.

cookies_mother-sense

 

Sensores para monitorizar el hogar

El funcionamiento del sistema es simple. Los motion cookies, siempre conectados a la madre, se distribuyen en aquellos lugares estratégicos del hogar donde el usuario desea incluir el recordatorio de una acción concreta.

A diferencia de otros dispositivos que monitorizan la actividad humana, concebidos para una sola función, estos diminutos sensores se puede colocar en cualquier objeto, permitiendo el control efectivo de tareas cotidianas como la toma de medicamentos.

el sistema viene incorporado con una serie de aplicaciones estándar para recordar a una persona que no se ha lavado los dientes después de comer, que se ha dejado la nevera abierta, que no ha regado las plantas desde hace tres días o que ha llegado el momento de hacer la cena o de bajar la basura.

Las madres lo saben todo, por eso Sense Mother también es capaz de organizar toda la información diaria sobre la actividad de los usuarios para realizar un seguimiento sobre su comportamiento y preparar todo tipo de infografías sobre su evolución.

adopt-mother-543x300

Seguimiento de las personas

Además de funcionar como una especie de post-it inteligente, Sense Mother también puede servir como una herramienta alternativa para organizar la vida diaria de las personas, por ejemplo desde el punto de vista de la salud. Puede informar al usuario de que no ha bebido agua suficiente durante el día, que ha abusado sobre su consumo de café, controlar su ejercicio físico o medir la calidad de su sueño.

En cuanto a la seguridad del hogar, el sistema también está concebido tanto proteger una vivienda en ausencia de sus dueños, avisando al instante de una hipotética entrada de intrusos, aunque esa misma función de control del movimiento se puede usar para controlar si algún miembro de la familia está comiendo entre horas o para proteger los rincones secretos de la casa para que nadie se atreva a usurparlos.

El kit completo de Sense Mother se vende por 199 dólares (aproximadamente 2,896 pesos), una cifra más que competitiva tratándose de alta tecnología domótica, no obstante y a pesar de su bajo precio, cabe mencionar que madre no hay más que una y, además, no tiene precio.