Captura de pantalla 2014-10-24 a las 18.10.29

Los smartphones junto con Internet y las redes sociales se han convertido en una gran parte de nuestra vida cotidiana, mas, ¿te has preguntado cómo toda esta interacción afecta tu vida en pareja?

Según un estudio realizado por Pew Research , las nuevas tecnologías forman parte de un 66% de la vida de personas casadas o en pareja de los Estados Unidos. Un 10% de los internautas que están casados o viven en pareja, señalan que internet ha tenido un “impacto importante” en sus vidas . Para un 17% ese impacto ha sido “mínimo”.

Por otro lado, el 25% de estos adultos en pareja ha señalado que le ha escrito un mensaje a su compañero estando  juntos en la casa. El 21% de los propietarios de los teléfonos o los usuarios de internet en una relación se han sentido más cerca de su cónyuge o pareja a causa de los intercambios que tuvieron en línea o por mensaje de texto. Mientras un 9% ha resuelto una discusión con su pareja en línea.

Tecnología como una fuente de tensión

Pero la tecnología también provoca conflicto. Un 24% de los propietarios de smartphones que viven en pareja han sentido que su cónyuge se distrajo con su trabajo mientras están juntos.

El 8% de esa población ha tenido una discusión por el tiempo que uno de ellos dedica a las operaciones online. De hecho, un 4% se ha molestado con su pareja por algo que se enteraron que hacía su compañero “online”.

Los adultos jóvenes son más propensos a sentirse más cerca a su cónyuge o pareja a través a la tecnología. Un 41% de 18 a 29 años de edad en relaciones serias se han sentido más cerca de su pareja debido a las conversaciones en línea o SMS.

Pero al mismo tiempo, los adultos jóvenes son más propensos a informar de tensión en sus relaciones por el uso de tecnología. Un 45% de los internautas entre 18-29 años en relaciones serias dice  que Internet ha tenido un impacto en su relación, mientras que sólo uno de cada diez adultos en línea de 65 años dicen lo mismo.

Sorprende que un 67% de los usuarios de internet en pareja estable han compartido la contraseña de una o varias de sus cuentas en línea con su cónyuge o pareja.