Captura de pantalla 2015-03-22 a las 18.09.27

Todo el que sabe jugar ajedrez, probablemente recuerde la primera vez que aprendió a mover las piezas. Basado en el patrón de movimiento de los alfiles, un grupo de desarrolladores creó Snow Roll para iOS,  un juego divertido, despiadada y enloquecedor.

Snow Roll trata de un pingüinito que sólo puede moverse en diagonal mientras corre sobre una enorme bola de nieve cuesta abajo en la montaña. Y al igual que Flappy Bird, es tan simple que cualquiera puede jugarlo. Sólo requiere de la suficiente destreza como para sobrevivir 10 cortos segundos. Así de fácil y difícil es la cuestión.

Como tantos otros juegos, Snow Roll va generando dinámicamente lo que aparece delante del personaje. Esto hace que cada partida sea diferente, manteniendo al jugador pegado a la pantalla round tras round.

Es tan complicado mantenerse con vida que genera que el jugador sienta la necesidad de volver a empezar la partida. Es del tipo de videjuegos que buscan liquidar al usuario en segundos, no antes de volverlo loco por completo.