Este 15 de septiembre a las 7:55 AM hora del Este (Estados Unidos), se perdió la señal de la Sonda Cassini, indicando que el artefacto espacial había sido vaporizado en la atmósfera de Saturno mientras descendía a la superficie de aquel planeta.

Con este evento se da por finalizada oficialmente una misión que duró 13 años, y un viaje espacial que duró más de 20 años. La misión incluyó la investigación de dos lunas de Saturno: Encelado y Titán; mismas que potencialmente podrían albergar vida. La NASA decidió sin embargo, ejecutar la misión de destrucción del artefacto sobre la superficie de Saturno, para evitar que los microbios terrestres de los restos de la nave cayeran sobre las mencionadas lunas.

La Sonda Cassini fue lanzada en 1997, viajó en el espacio durante 7 años un aproximado de 3.54 billones de kilómetros hasta llegar a Saturno. Durante más de una década orbitó alrededor del planeta anillado, y voló cerca de las muchas lunas de ese sistema. Siendo de sus mayores revelaciones: el hecho de que Encelado tiene un océano debajo de su corteza, por lo que podría ser habitable. Así mismo demostró que Titán tiene lagos y ríos de metano en su superficie.

Una vez que la señal de la Sonda se perdió en el Laboratorio de Propulsión Jet de la NASA, el administrador del programa Cassini, Earl Maize, dijo: “Esta ha sido una increíble misión y un increíble equipo. Esto es el fin de la misión”. Sus palabras fueron seguidas de aplausos en el centro de control.

Revisa la información completa en el sitio oficial de la NASA.