Sony ha decidido seguir fabricando PS4 todo el 2022 ante la escasez de la PS5
Sony

Si bien muchas personas siguen en su búsqueda por encontrar una consola de juegos de nueva generación como Xbox Series X / S y PlayStation 5 o tratar de encontrar experiencias de juego que valgan la pena, Sony le ha dicho al medio Bloomberg que todavía sigue fabricando la PlayStation 4. Según el informe, un plan interno había proyectado el final de la producción de la consola en 2021, pero la escasez actual hará que la empresa fabrique alrededor de un millón de PS4 en 2022, según las fuentes.

Sony confirmó que la producción de PS4 aún está en curso y dijo al respecto que la PS4 “es una de las consolas más vendidas de la historia, y siempre hay un cruce entre generaciones”. Eso encaja, ya que todavía hay nuevos juegos de generación cruzada que salen como Horizon Forbidden West.

De todas formas, si quieres tener una PS4 en este momento, no te será tan fácil encontrar una en México o Latinoamérica. En Amazon México no hay consolas disponibles de momento, pero sí hay en Sams y Walmart, sólo que la PS4 se vende con 3 juegos en un “Mega Pack”. En Estados Unidos, Sony sólo te dejará comprar una por 299 dólares, pero solo se puede comprar una, como señala su sitio, “[debido] a la gran demanda, las consolas son limitadas a 1 por hogar.”

Por el lado de Xbox, nadie se enteró pero Microsoft le dijo a The Verge que ya había descontinuado la Xbox One desde finales de 2020, así que han de seguir algunas Xbox One en sus variantes por ahí, pero lo interesante es que la Series S sí está disponible. Su hermana mayor, la Series X sufre lo mismo que la PS5, pero la Series S no, seguramente es por que tiene chips de la One y de esas sí está garantizada su producción.

La PS4 se lanzó en 2013 y ha vendido más de 116 millones de unidades, un hito que la nueva generación tendrá dificultades para igualar. Sigue siendo una alternativa muy popular entre los gamers a pesar de la llegada del nuevo modelo y Sony quiere aprovechar todo este legado para mantener a los gamers dentro de su ecosistema.

Recordemos que la pandemia del covid-19 ha provocado una caída drástica de producción de nuevos chips y eso ha desatado una escasez de equipos electrónicos en todo el mundo y las consolas no se han librado de esto.