Los videojuegos han evolucionado enormemente las últimas décadas y es que el avance de la tecnología ha sido tal que estos han tenido que evolucionar hacia nuevas plataformas y nuevas formas de jugar.

Los millenials saben esto perfectamente; aquellos que les tocó jugar con las primeras consolas como el Atari, el Nintendo o SEGA, tuvieron momentos muy agradables, sin embargo, la experiencia de juego estaba limitada a la consola y al número de controles o mandos que soportara. En esos tiempos era imposible poder interactuar con otros jugadores de forma remota.

Fue hasta la llegada de forma masiva del Internet que las empresas de videojuegos tuvieron que evolucionar hacia la plataforma web y mientras empresas como Nintendo, Microsoft o Sony expandían las capacidades de sus consolas para poder jugar en línea, surgieron otras que ofrecían juegos online.

No tengo consola pero sí Internet

Tal vez la tecnología que más logró revolucionar el juego en línea fue Flash de Adobe (en un principio propiedad de Macromedia). Con poco esfuerzo se podían crear juegos muy vistosos que soportaba cualquier navegador web y es aquí donde muchas empresas vieron la forma de poder hacer negocios.

Muchos de los que crecimos durante los primeros años del Internet pudimos sentir aquella emoción de poder jugar los primeros títulos en línea y aunque no eran tan complejos como los de las consolas, muchos de ellos eran realmente adictivos y muy divertidos. Cuántos de nosotros no se divirtió con los juegos de carreras, de aventuras, de estrategia e incluso con juegos de casino, como la ruleta online, pasando momentos inolvidables frente a la computadora.

Años después llegaría la muerte de Flash, después de que el iPhone llegara y Steve Jobs, CEO de Apple, dijera que sus dispositivos no requerían de una tecnología poco confiable. Sus declaraciones fueron suficientes para que muchas empresas se bajaran del carro de Flash y la tecnología muriera lentamente. Sin embargo, el Internet estaba más vivo que nunca y la tecnología Flash dio paso al nuevo estándar abierto: HTML5, que permite generar gráficos y páginas web muy dinámicas junto con otras tecnologías como Javascript o PHP.

Otras tecnologías muy prometedoras

Por ahora el panorama pinta muy bien para los juegos en línea y basta con ver cómo la tecnología está evolucionando hacia diferentes caminos. Por un lado, tenemos a la Realidad Virtual, donde empresas como Facebook han invertido fuertes sumas de dinero en su tecnología llamada Oculus VR que ha dado increíbles resultados.

Por otro lado, existe un campo muy prometedor para el crecimiento de los videojuegos, es la llamada Realidad Aumentada. Muchos de nosotros nos asombramos con el juego Pokémon Go que hace uso de esta tecnología que “sobrepone” objetos virtuales sobre la realidad, permitiendo crear todo un mundo virtual en cualquier lado que se use.

Microsoft es uno de los principales impulsores de esta tecnología, gracias a sus futuristas gafas HoloLens que nos ha dejado impresionados en sus demostraciones en vivo donde pudimos ver cómo jugaban Minecraft en una mesa y creaban un dron haciendo trazos en el aire. Sin duda, seguramente será la verdadera era Post-PC de la que tanto hablaba Steve Jobs.

Sin duda, estamos en un momento increíble de desarrollo tecnológico en el que la industria de los videojuegos se verá enormemente beneficiada, porque permitirá a los consumidores poder explorar nuevas formas de interactuar con el mundo virtual.