El Galaxy S8 ya se está vendiendo y los primeros compradores están sometiéndolo a diversas pruebas y el de caída no podía faltar.

Recordemos que Samsung apostó nuevamente por el cristal para el Galaxy S8 y eso se nota desde que lo ves, sin embargo, sigue siendo un material muy vulnerable a golpes y caídas. No sabemos qué sea peor: una abolladura en un cuerpo metálico o una cuarteadura sobre el cristal. Sinceramente lo último es muy anti-estético para un teléfono de más de 700 dólares.

Sabiendo esto, Samsung optó por poner la última tecnología en su cristal: el Gorilla Glass 5 y durante el test se puso a prueba la resistencia del Galaxy S8 y un iPhone 7 RED.

Mira quién ganó el test: